Visita al Monasterio de las Descalzas Reales


12 y 14 de abril de 2023

 

EL MONASTERIO DE LAS DESCALZAS REALES DE MADRID.

El edificio actual se encuentra ubicado en parte del solar donde hubo un antiguo palacio, uno de los primeros que tuvo Madrid, que algunos investigadores datan en tiempos del rey Alfonso VI, aunque otros establecen una fecha mucho más tardía. En el siglo XIII el “castiello” o Alcázar era un lugar de defensa y no se utilizaba como vivienda palaciega, por lo que los reyes de la época tenían que residir en casas nobles o palacios de amigos que les ofrecían hospedaje. Las crónicas hablan de que, en 1339, se celebraron en este palacio las primeras Cortes en Madrid.

En el siglo XVI el antiguo palacio a que se ha hecho mención pertenecía al tesorero imperial Alonso Gutiérrez de Madrid, que en más de una ocasión dio cobijo al emperador Carlos I. En esta casa nacieron varios de sus hijos, entre ellos la más pequeña, Juana, que más tarde fundaría, en el mismo emplazamiento, este monasterio de las Descalzas Reales.

Juana de Austria, princesa de Castilla, estaba casada con Juan Manuel, príncipe de Portugal; quedó viuda muy joven y tuvo un hijo que sería el futuro rey de Portugal, Sebastián. A la muerte de su esposo, su hermano Felipe II de España la reclamó para darle el cometido de Gobernadora del Reino en consonancia con la política de gobierno de los Austrias de confiar los altos cargos entre miembros de su familia. Juana de Austria fue la fundadora del monasterio de las Descalzas Reales.

A lo largo de la historia fueron varias las monjas de sangre real, además de Juana de Austria y María de Austria, y de familias de la nobleza que incrementarían, con sus ajuares y donaciones, el rico patrimonio del Monasterio. El 3 de septiembre de 1715, a la muerte de sor Mariana de la Cruz, el rey Felipe V dictó un Real Decreto por el que se concedía el título perpetuo de grande de España a todas las abadesas de las Descalzas reales.

Fuente: Wikipedia, Patrimonio Nacional, Flickr.